Translator

Spanish Arabic Chinese (Simplified) English French German Greek Hebrew Hindi Italian Portuguese Russian

Últimos Contenidos

La Mujer Extraña

Octubre 19 de 2017  

Somos Hechura Suya

Octubre 4 de 2017  

Dirigido por el Espíritu

Septiembre 23 de 2017

Advertencia Profética Solemne

Esta profecía fue dada al Cuerpo de Cristo a través del anciano hombre de Dios Stanley Frodsham en el Instituto Bíblico Elim en New York (Estados Unidos) en el año 1965. Confirmada por las Escrituras y por los mensajes en el Espíritu de otros hombres de Dios contemporáneos a él.

Canaán Tierra de Fructificación

Septiembre 17 de 2017  

El Señor Quiere Ser el Señor PDF Imprimir E-mail

Mayo 28 de 2017

 

 

 

EL SEÑOR QUIERE SER EL SEÑOR DE SU PUEBLO

El Señor no nos bendice porque seamos tan espirituales, sino porque Su esperanza es que, al bendecirnos, Él pueda hacernos espirituales. Su esperanza es que, al derramar con abundancia cosas buenas sobre nosotros, pueda llevarnos al arrepentimiento.

Mat 5:3 Bienaventurados los pobres en espíritu; porque de ellos es el Reino de los cielos.

Entiendo que la palabra pobre en este lugar y en muchos otros, significa mendigo, indigente… alguien que depende completamente de lo que otro pueda darle. Que Dios haga que seamos indigentes espirituales, completamente a merced de nuestro Padre celestial.

El Señor quiere bendecirnos solo para hacer de nosotros una bendición. Y esto requiere que podamos ser los prisioneros del Señor para que otros salgan en Libertad. La verdadera alegría del señor, es la alegría de ver a Sus muchos hijos llevados a la GLORIA.

No nos engañemos a nosotros mismos, en nuestra carne no mora el bien, el corazón es engañoso y perverso.

El Santo de Israel permanece tocando a la puerta y preguntando si puede entrar. Su pueblo ha querido para sí todo lo que Dios tiene. Ellos quieren sanación y bendición y prosperidad. Ellos quieren Su sabiduría facilitadora para explorar negocios prósperos. Ellos necesitan Su ayuda para aumentar el auditorio de la “iglesia”, para agrandar sus escuelas dominicales, para financiar la edificación de sus templos, para aumentar sus programas misionales, o sus programas de televisión. Ellos quieren que Él ponga Su sello de aprobación en sus proyectos “maravillosos”.

Pero Él quiere ser el Señor en medio de Su pueblo.

Apo 3:20 He aquí, que yo estoy parado a la puerta y llamo; si alguno oyere mi voz, y abriere la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo.

Yo tengo una comida que comer que vosotros no sabéis… mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra. (JUAN 4:32-34).  Su agenda era muy sencilla: He aquí, vengo a hacer tu voluntad, oh Dios. y esto llegó a ser Su comida diaria. Por tanto, Su hambre quedaría satisfecha cuando los otros comieran del pan que Él les había dado. Su sed se calmaría cuando Él pudiera derramar en sus vidas las aguas vivas.

Sólo comprenderemos esto cuando aprendamos la verdad de lo que Él enseñó. Más bienaventurada cosa es dar que recibir (Hechos 20:35). Dios es amor. Esta es su verdadera naturaleza, amar … y, por tanto, dar. ¡Él se dio a sí mismo ¡

 

Él quiere un pueblo que lo reciba en sus vidas como Señor. Él quiere poseernos, y llenar cada parte de nuestro ser. Dios dice: Quiero darte a Mí Mismo. Y sólo puedo darte todo lo Mío cuando tú me des todo lo tuyo.

 

George Warnock.