Translator

Spanish Arabic Chinese (Simplified) English French German Greek Hebrew Hindi Italian Portuguese Russian

Últimos Contenidos

La Mujer Extraña

Octubre 19 de 2017  

Somos Hechura Suya

Octubre 4 de 2017  

Dirigido por el Espíritu

Septiembre 23 de 2017

Advertencia Profética Solemne

Esta profecía fue dada al Cuerpo de Cristo a través del anciano hombre de Dios Stanley Frodsham en el Instituto Bíblico Elim en New York (Estados Unidos) en el año 1965. Confirmada por las Escrituras y por los mensajes en el Espíritu de otros hombres de Dios contemporáneos a él.

Canaán Tierra de Fructificación

Septiembre 17 de 2017  

Tiempo de Cosecha PDF Imprimir E-mail

Mayo 29 de 2017

 

 

TIEMPO DE COSECHA

Sal 126:6 Irá andando y llorando el que lleva la preciosa simiente; más volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.

Para esto es el tiempo de cosecha; la semilla que ha sido plantada debe llegar a la fructificación… y a la madurez. Se dice que la cosecha de Dios está madura; y que esta palabra significa seca, marchita. No nos gusta sentirnos así, pues parece que estuviéramos muertos… y a menudo, así nos sentimos.

En tiempo de cosecha, el Labrador llevará Sus campos a la sequía para que el grano pueda ser trillado y separado de la broza (restos de plantas, como ramas u hojas secas, que hay en bosques y jardines). El tiempo de cosecha es tiempo de separación. Dios separará el trigo de la cizaña.

La iglesia abunda en grandes y “exitosos” ministerios cuya verdadera preocupación es “hacer la obra”, antes que seguir el alto y santo llamamiento donde moremos en Dios, y Dios more en nosotros. Dios está esperando pacientemente para que este fruto aparezca en Su pueblo.

Que Dios nos ayude a todos para que conozcamos que el verdadero gozo del Señor es una de las señales del tiempo de la cosecha… y que ese gozo no es como el gozo del mundo. Es el gozo del Señor.

… El gozo que llega cuando sabemos que Dios ha estado obrando durante todos nuestros días, aun cuando creíamos que Él nos había desamparado.

… El gozo que recuperamos en el tiempo de la cosecha, cuando creíamos que Él nos había despojado de todo por nuestro fracaso, antes que por Su designio.

… El gozo que experimentamos cuando nos muestra que Él ha usado el cuchillo de podar no para destruirnos, sino para producir más y mejor fruto.

… El gozo de saber que el alfarero ha desmenuzado la vasija que se ha estropeado en Sus manos, no para desecharla sino para hacer una nueva vasija que sea aprobada ante Sus ojos.

… El gozo que llega después de muchas noches de fracaso y desengaño, cuando descubrimos que la intención de Dios ha sido siempre la de convertirnos en ceniza, la de hacer que caigan las hojas, la de hacer que las flores se marchiten y sean holladas en el polvo… porque Él está esperando el fruto.

… El gozo que experimentamos cuando Él viene a consolar a todos los enlutados. A ordenar en Sión a los enlutados, para darles gloria en lugar de ceniza, óleo de gozo en lugar de luto, manto de alegría en lugar del espíritu angustiado; y serán llamados árboles de justicia, plantío del Señor, para gloria suya. (Isaías 61: 2-3).

¡Piense en esto! El que Dios puede llevar verdaderamente a Su pueblo al lugar de máximo gozo y deleite, no es conseguir todo lo que quieren de Dios para ellos, sino entregársele completamente a Él para gloria suya.

George Warnock. El Huerto de Dios.

Jua 8:29 Porque el que me envió, conmigo está; no me ha dejado solo el Padre; PORQUE YO, LO QUE A ÉL AGRADA, HAGO SIEMPRE.