Translator

Spanish Arabic Chinese (Simplified) English French German Greek Hebrew Hindi Italian Portuguese Russian

Últimos Contenidos

Estas Cosas Hace Dios

Octubre 29 de 2017

Yo,Yo,Yo.

Octubre 27 de 2017

Un Corazón Contrito y Humillado

Octubre 25 de 2017  

Advertencia Profética Solemne PDF Imprimir E-mail

Esta profecía fue dada al Cuerpo de Cristo a través del anciano hombre de Dios Stanley Frodsham en el Instituto Bíblico Elim en New York (Estados Unidos) en el año 1965. Confirmada por las Escrituras y por los mensajes en el Espíritu de otros hombres de Dios contemporáneos a él.

 

 

ADVERTENCIA PROFÉTICA SOLEMNE

 

Esta profecía fue dada al Cuerpo de Cristo a través del anciano hombre de Dios Stanley Frodsham (1882-1969), en el Instituto Bíblico Elim en New York (Estados Unidos) en el año 1965. Confirmada tanto por el testimonio de las Escrituras como por los mensajes de otros hombres de Dios contemporáneos a él, tales como: Smith Wigglesworth (1859-1947), Arthur Burt (1912-2014), George Warnock (1917-2016), David Wilkerson (1931-2011), Clayton Sonmore (1924-2017). Y aun cuando algunos de ellos no se conocieron físicamente, hablaron por el mismo Espíritu de Jesucristo


Con grandes juicios pleitearé con el pueblo de esta nación. Gran oscuridad está viniendo sobre las naciones que han escuchado mi evangelio pero que ya no caminan en él. Mi ira vendrá sobre ellos. La oscuridad será tan grande y la angustia será tal, que los hombres clamarán por la muerte y no la encontrarán. Vendrá prolongada mortandad, hambre y grandes catástrofes.

Mi ira será manifestada contra toda impiedad. Vendrá con gran intensidad. Ustedes han conocido mi amor pero no han conocido mi ira, mi severidad. Mis juicios son literales y no son cosas para ser tomados a la ligera. Comprendan la severidad de mis juicios y mi intenso enojo contra el pecado en mi casa. Mis juicios comenzarán en mi casa porque Yo limpiaré mi casa a fin de que no participe de la ira contra las iniquidades de las ciudades. Antes que visite las naciones en juicio, Yo comenzaré por mi casa. Cuando haga venir mi ira sobre las ciudades del mundo, mi pueblo estará separado. Yo deseo un pueblo sin mancha ni arruga que será guardado por Mí en el tiempo de mi ira, la cual vendrá sobre toda iniquidad y toda injusticia.

Yo los estoy preparando para los días que vendrán por un camino duro el cual hará que muchos de ustedes clamen continuamente ante Mí. Porque cuando las cosas son fáciles los hombres no me buscan, pues solo se regocijan en la bendición temporal, pero cuando aquella bendición es quitada entonces se desvían por un camino o por otro, pero no vienen a Mí. Yo les estoy mostrando estas cosas para que me busquen continuamente y con gran diligencia. En la medida que me busquen les revelaré verdades que antes no habían visto y estas verdades serán tales que los capacitarán para estar firmes en aquellos últimos días. Cuando sean perseguidos, injuriados y rechazados por sus hermanos ustedes vendrán ante Mí con todo su corazón y me buscarán para tener la vida espiritual que necesitan. De tal manera que cuando las tribulaciones vengan tendrán aquello que los capacitará para estar firmes. Pues muchos serán zarandeados de aquí para allá y el corazón de los hombres desfallecerá a causa de los problemas por todos lados. Aquellos días serán terribles cual nunca antes habían sido vistos.

Cuando Yo visite a mi pueblo con poderoso avivamiento es para prepararlos para la oscuridad que viene.  Con la gloria vendrá a la vez gran oscuridad, porque la gloria es para prepararlos para enfrentar las tinieblas. Yo capacitaré a mi pueblo mediante la visitación de mi Espíritu para que vayan a través de las tinieblas. Tengan cuidado de envanecerse y pensar que ya lograron todo. Muchos se envanecerán como en los días antiguos pues muchos recibieron Mi mensaje pero no perseveraron en él. ¿No ungí Yo a Jehú? Y aun las cosas que Yo deseaba no se cumplieron en su vida. Escuchen a los mensajeros pero no tengan en admiración o adulación a los hombres. Porque muchos de los que ungiré poderosamente con señales y milagros se ensoberbecerán y caerán a mitad de camino. Yo no hago esto a propósito, pues he hecho provisión para que permanezcan en pie. Yo llamo a muchos a este ministerio y los doto pero recuerden que muchos caerán. Ellos serán como luces resplandecientes y el pueblo se regocijará con ellos. Pero ellos serán tomados por espíritus de engaño y guiarán a muchos de mi pueblo a perdición.

Escuchen diligentemente lo concerniente a estas cosas, porque en los últimos días vendrán espíritus seductores que desviarán a muchos de mis ungidos, muchos caerán a través de diversas concupiscencias y por la abundancia de pecado. Pero si ustedes me buscan diligentemente pondré mi Espíritu dentro de ustedes de tal manera que cuando uno se desvíe a mano izquierda y otro a mano derecha, ustedes no se desviarán con ellos, en cambio mantengan sus ojos puestos completamente en su Señor. Los días que seguirán, vendrán a ser los más peligrosos, difíciles y oscuros pero allí habrá un derramamiento de mi Espíritu en juicio sobre muchas ciudades y muchas serán destruidas. Mi pueblo tendrá que ser diligentemente advertido sobre los días por venir. Muchos se desviarán en pos de espíritus de seducción y de hecho ya están seduciendo a mi pueblo. Pero aquellos que obran justamente son los justos. Muchos cubren sus pecados con grandes palabras teológicas. Pero los prevengo sobre los espíritus de seducción que instruirán a Mi pueblo en un camino de maldad. Muchos de esos que ungiré harán que mi pueblo se purifique y sea cribado porque Yo tendré un pueblo santo. Cuando Yo regrese encontraré poca fe en la tierra, porque cuando venga el tiempo de prueba muchos se apartarán de su Señor.

Muchos vendrán con espíritus de seducción y atraparán con encantadoras concupiscencias. Ustedes encontrarán que después de que Yo haya visitado mi pueblo nuevamente, el camino se convertirá más y más angosto y pocos caminarán en él. Pero no sean engañados, los caminos de justicia son mis caminos. Y aunque Satanás viene como un ángel de luz, no lo escuchen a él, porque todos aquellos que realizan milagros y no hablan justicia no son míos. Yo los amonesto con gran intensidad de que juzgaré mi casa y tendré una iglesia sin mancha ni arruga cuando venga. Yo anhelo abrir sus ojos y darles entendimiento espiritual para que no puedan ser engañados y puedan caminar con rectitud de corazón delante de Mí, amando la justicia y aborreciendo cualquier camino de maldad. Mírenme a Mí y los haré percibir con los ojos del Espíritu las cosas que acechan en la oscuridad y que no son visibles al ojo humano. Déjenme guiarlos en este camino para que puedan percibir los poderes de las tinieblas y batallen contra ellas. No es una lucha contra carne y sangre, porque si luchan de esa manera no logran nada. Pero si me dejan tomar el poder y batallar contra los poderes de las tinieblas entonces ellos serán derrotados y luego liberación vendrá a mi pueblo.

Les amonesto a que busquen en las Escrituras diligentemente acerca de estos últimos días. Porque las cosas que están escritas desde luego serán hechas manifiestas. Vendrán engañadores dentro de mi pueblo en números crecientes, que hablarán la verdad y ganarán el favor de mi pueblo; y el pueblo examinará las Escrituras y dirá: “Lo que estos hombres dicen es verdad”, pero luego, cuando ellos hayan ganado los corazones del pueblo, luego y solo luego, ellos manifestarán sus doctrinas erradas. Por lo tanto les digo que no entreguen sus corazones a los hombres, no levanten personas en admiración o adulación. Pues es por estas personas que Satanás gana entrada dentro de mi pueblo. Cuídense de los seductores!!! ¿Piensan que un engañador expondrá una nueva herejía y hará alarde de ella delante del pueblo? El hablará palabras rectas y de verdad y su apariencia será como de un ministro de luz declarando la Palabra y así el corazón del pueblo será conquistado. Pero luego cuando los corazones sean ganados, ellos traerán sus doctrinas y el pueblo será engañado. Y el pueblo dirá: “¿No nos dijo esto y aquello? ¿Y no lo confirmamos con las Escrituras?... desde luego es un ministro de justicia. Y aunque quizá esto que ahora nos dice no lo veamos en las Escrituras pero tiene que estar bien, así como las otras cosas que habló fueron ciertas”.

No sean engañados. El engañador primero trabajará por ganar los corazones de muchos pero luego traerá sus dañinas doctrinas. Ustedes no pueden discernir quienes son míos y quienes no lo son cuando ellos comiencen a predicar. Pero búsquenme constantemente, y cuando esas doctrinas sean introducidas ustedes tendrán un testimonio en sus corazones de que esas no provienen de Mí. No teman porque Yo les he advertido, pues muchos serán engañados, pero si caminan en santidad y rectitud delante del Señor, sus ojos serán abiertos y el Señor los protegerá. Si ustedes constantemente buscan al Señor entonces sabrán cuando las doctrinas cambian y no serán introducidas. Si sus corazones son rectos Yo los guardaré, si me buscan constantemente Yo los sostendré.

El ministro de justicia andará en esta sabiduría: su vida estará de acuerdo con la Palabra y sus labios hablarán completamente la verdad, allí no habrá mezcla. Cuando la mezcla aparezca, entonces sabrán que no es un ministro de justicia. Los engañadores primero hablan la verdad y luego el error para cubrir sus propios pecados que aman. Por esto Yo los exhorto y les mando que escudriñen las Escrituras referente a los espíritus de engaño porque este es uno de los grandes peligros de aquellos últimos tiempos.

Yo deseo que ustedes estén firmemente arraigados en mi Palabra y no en las personalidades de los hombres pues así no serán movidos como otros serán movidos. Yo los guardaré en los caminos de justicia. Tengan cuidado de ustedes mismos y no sigan a los espíritus de engaño que se están manifestando. Diligentemente inquieran de Mí cuando escuchen algo que no vean en las Escrituras y no mantengan a nadie en admiración porque es de esta manera en que Satanás podrá atrapar a muchos de mi pueblo.

Yo he venido para que puedan tener vida y la tengan más abundantemente y para que puedan vencer como Yo he vencido. En el madero Yo vencí sobre todo el poder de Satanás y los he llamado para sigan el mismo camino. Es cuando sus vidas estén sobre el madero que conocerán la victoria que he experimentado. En la medida en que permanezcan crucificados, sentados juntamente conmigo, conocerán el poder de la resurrección. Cuando venga en mi gloria, los principados y potestades en los lugares celestiales serán completamente derrotados. No teman, porque Yo les he dado el poder para quebrantar las potestades de las tinieblas y salir victoriosos a través de cada prueba. En la medida en que permanezcan en el madero ustedes serán vencedores. Fue en la cruz donde Yo vencí sobre todas las potestades del enemigo. Mi vida fluirá a través de ustedes en la medida en que entren en estas preciosas verdades. Mírenme a Mí y aprópiense de mi vida. En la medida en que sus ojos y deseos estén puestos en Mí y conozcan lo que es estar crucificados juntamente conmigo entonces ustedes vivirán y su unción aumentará. No fue por lo que hice cuando estuve en la tierra caminando sino fue cuando entregué mi vida colgado del madero que abiertamente despojé los principados y potestades.

Les estoy mostrando verdades que los convertirán en vencedores, para darles poder sobre el maligno; esta es la verdad que los liberará a ustedes y los que estén a su alrededor. Además ustedes conocerán la participación en mis padecimientos, no hay otro camino por medio del cual puedan participar de esta gloria celestial y reinar conmigo: “si sufrimos con Él, reinaremos con Él” (2 Timoteo 2:12). Yo deseo hacer realidad estas verdades dentro de ustedes, en la medida en que las tengan delante de ustedes, podrán liberar a muchos que están en esclavitud. Tendrán revelación de aquellos que están en tinieblas y tendrán las llaves para liberar los cautivos. Muchos quieren liberar a otros, pero no tienen las llaves. Estando delante del madero continuamente ustedes conocerán el poder de mi resurrección y así también podrán participar de mi gloria. En la medida en que decidan caminar conmigo y regocijarse en sus padecimientos en esa misma medida participarán de mi gloria. Mírenme a Mí porque necesitarán de poder para vencer el maligno y las ataduras en otras vidas.

Si en verdad se juzgan a sí mismos, no serán juzgados. En la medida en que busquen mi rostro y deseen ser limpiados por Mí en verdad y sinceridad de corazón, Yo los juzgaré en el lugar secreto y las cosas que están en el lugar secreto de su corazón no serán hechas manifiestas a otros; lo haré en el lugar secreto y ningún hombre lo sabrá. Y la vergüenza que será vista sobre muchos rostros no será vista sobre su rostro. Por lo tanto, en amor y misericordia los estoy instruyendo para que ustedes puedan hacer parte de mi gloria. Por lo tanto, Yo he dicho que si el hombre se juzga a sí mismo no será juzgado. No es de mi agrado que la vergüenza de Mi pueblo sea vista por todos. ¿Cómo puedo juzgar el mundo si primero no juzgo Mi propia casa? Pongan atención a estas cosas que estoy diciendo porque si no escuchan delante de Mí su vergüenza será manifiesta delante de todos.

Quiero que consideren Mi vida en la tierra: la unción sobre Mí fue grande pero también las tentaciones a cada lado, ellas venían de una forma y luego de otra, ofreciéndome primero la gloria de los reinos de este mundo y luego en la forma de vituperio y persecución. Le será dada gran gloria a mi pueblo pero además las tentaciones se intensificarán por todos lados. No piensen que con la gloria no habrá tentaciones o persecuciones. La gloria dada a mi iglesia será grande pero además grandes las tentaciones del enemigo para hacerlos desviar de mis caminos. Les advierto nuevamente que cuando la gloria sea manifestada las tentaciones serán grandes de tal manera que pocos acabarán la carrera que comenzaron. Primero que todo les serán ofrecidas grandes riquezas de este mundo y luego vendrá grandes vituperios e incredulidad.

Consideren a su Señor, como Él anduvo así será con ustedes. Habrá por tanto necesidad de firme propósito. A veces parecerá que todos se levantan contra ustedes tratando de desviarlos del camino que les he demarcado. Está escrito de Mí que puse mi rostro como pedernal para ir en la dirección que mi Padre me había trazado. Si ustedes van a terminar el camino que el Señor trazó para ustedes, también deberán poner sus rostros como pedernal.  Con gran determinación deberán caminar en el camino preparado para ustedes. Muchos de sus seres queridos y aquellos que han seguido con ustedes buscarán persuadirlos y tratarán de desviarlos de la senda trazada. Con muchas palabras que parecen bien en lo natural ellos les hablarán. ¿No reprendió Cristo a Pedro quien trató de desviarlo del camino que el Padre le había señalado?

Comprendan estas dos cosas y mediten sobre ellas solemnemente: la gloria será tan grande como la persecución y las tinieblas, las cuales buscarán desviar a los escogidos y ungidos del camino que el Señor ha trazado para ellos. Muchos comenzarán, pero pocos estarán capacitados para finalizar por causa de la grandeza de la gracia que será requerida para perseverar hasta el fin. Las tentaciones y la persecución de su Señor fueron continuas, Él fue tentado por Satanás en muchas formas durante su vida entera y aun en el madero donde los malvados le gritaron: “Si eres el Cristo de Dios, baja de la cruz” (Mateo 27:40). No piensen que vendrá tiempo donde no haya persecución, porque vendrá desde el tiempo de su ungimiento hasta el final, dificultades y gran persecución habrá hasta el final. El Señor los preparará para ser vencedores en todas las cosas, para que puedan estar capacitados para finalizar el camino. La persecución crecerá en la medida en que la unción se incremente.

En caminos de juicio y de justicia el Señor Dios guiará a su pueblo y los introducirá en aquel lugar el cual ha escogido para ellos. Porque el Señor ha escogido un lugar para su pueblo, un lugar de justicia y santidad donde Él acampará alrededor de ellos. Y todos los que serán guiados por el Señor serán introducidos a este separado lugar. Porque el Señor se deleita en habitar en medio de su pueblo y manifestarse a Sí mismo a través de su pueblo. La santidad del Señor se manifestará a través de su pueblo. Dejen que el Señor los guíe y Él los guiará en lugares difíciles. Él guió a su pueblo antiguo a través de un lugar donde el hombre no había morado, por donde ningún hombre había pasado, un lugar de gran peligro y de sombra de muerte. Ciertamente el Señor guiará a su pueblo una vez más por tales lugares y al mismo tiempo los introducirá en un lugar de gran gloria. Comprendan que el lugar alrededor de la gloria está lleno de gran peligro y muchos caerán a diestra y siniestra y muchos resbalarán a tierras bajas. Pero el Señor tiene un lugar de santidad y ninguna cosa inmunda morará entre su pueblo.

Pongan su confianza en Él y los introducirá a un lugar de santidad. Él desea llevar su pueblo a gran gloria, la cual nunca ha sido vista porque esto es lo que hará por aquellos que ponen su confianza en Él. Lo que separa a su pueblo del lugar donde Él quiere que caminen son las tinieblas y gran peligro, pero Él los protegerá de las voces que los quieren desviar de su camino, los traerá por lugares oscuros y por caminos peligrosos y los guiará a la luz de su gloria.  Él se regocijará grandemente sobre sus amados y por esta causa serán llenados con gozo indecible. Él busca guiar a su pueblo a un nuevo lugar de gracia y gloria donde Él ciertamente acampará entre ellos. Pongan su confianza en Él y con toda certeza los introducirá en este nuevo lugar.

No teman los días que vienen, más bien que su temor esté puesto en esto: que ustedes caminen de manera que sea agradable al Señor. En este tiempo estoy ordenando y colocando a punto Mi iglesia y ella ciertamente será pura, sin mancha ni arruga. Haré una obra en mis amados la cual no ha sido vista desde la fundación del mundo. Les he mostrado estas cosas para que busquen diligentemente al Señor con todo su corazón y que puedan ser guardadores de su pueblo.

No corran tras este o tras aquel, porque el Señor ha ordenado que la salvación está en Él y sólo en Él. No se desvíen tras este o aquel pastor porque habrá una gran dispersión sobre la tierra. Por tal razón mírenlo a Él porque ciertamente Él les aclarará estas cosas. No deben mirar aquí o allá porque los pozos que una vez tuvieron agua no la tendrán más. Pero en la medida en que diligentemente lo busquen, Él incrementarán su fortaleza y su fe para que pueda prepararlos para los tiempos que vienen.

Las verdades que les he revelado deben convertirse en parte de ustedes y no solo en una experiencia, deben volverse en parte de su propia naturaleza. ¿No está escrito que Yo demando verdad en lo íntimo? Es la verdad del Señor manifestada en su completo ser la que los sostendrá, muchos experimentarán la verdad, pero la verdad tiene que convertirse en parte de ustedes, de su vida entera. Cuando hombres y mujeres los miren a ustedes, no oirán solamente sus voces, sino que verán la expresión de la verdad.  Muchos serán vencidos debido a que no permanecen en mis caminos y porque no permitieron que las verdades se conviertan en parte de ellos. Les estoy mostrando estas cosas para que puedan estar preparados y habiendo hecho todo, permanezcan firmes.

 

Descargar Profecía en PDF

 

Mensaje de Paz (versión en Español)

 

Pentecostal Pioneers (versión en Inglés)

 

Para Escuchar en Audio Click Acá