Translator

Spanish Arabic Chinese (Simplified) English French German Greek Hebrew Hindi Italian Portuguese Russian

Últimos Contenidos

El Discipulado Perfecto.

Septiembre 25 de 2018

Cristo Compañero Constante

Septiembre 23 de 2018  

Tropezadero de la Iniquidad

Septiembre 02 de 2018

Llevando La Muerte de Cristo

Septiembre 01 de 2018

Manipulación descarada PDF Imprimir E-mail

 

(Artículo) Un corto y concreto comentario sobre la participación de la "iglesia" en la política y en los reinos de este mundo.

 

Vale la pena esta oportunidad para escribir acerca de la participación de la iglesia evangélica en asuntos políticos. Este es un tema que conocí de primera mano, pues participe en esta actividad hasta cuando pude ver para dónde iban las cosas que hoy se ven con más claridad. Ahora bien, si analizamos la Escritura encontramos que está cargada de un contenido alto en asuntos que tienen que ver con el poder público, con la autoridad, la integridad, el gobierno, etc. No por lo anterior, debemos tomar esto en nuestras manos para iniciar proselitismo político, la Escritura habla del respeto y cuidado que debemos tener por la tierra, los animales, el agua , y no por ello debemos emprender una política ambiental.

La religión, inclusive lo que hoy se denomina cristianismo, tiene la habilidad de engendrar sentimientos de piedad, altruismo, justicia, pero que todos estos por lo general terminan siendo falsos cuando se les mira con la lupa escrutadora del Espíritu; ahora imaginémonos un individuo participando activamente en la política donde todos estos sentimientos toman unas proporciones bastante mayores. Si lo que nos une realmente a Dios no es apasionamiento religioso, ya nos habremos dado cuenta que gran medida de las personas que hacemos parte de lo que los hombres llamamos la iglesia no hemos nacido realmente de nuevo, estamos todavía en los ámbitos del viejo Adán, es por esta razón que la vida pública y privada de los supuestos cristianos, deja mucho que desear, he observado la pusilánime manipulación a que someten los seudo pastores las ovejas, a como sin ningún recato se convierte el pulpito en un escenario, donde se presentan políticos y se vende cualquier arenga electorera, para llevar el rebaño a hacer alianza con los faraones modernos de la política, y ni que decir de los problemas de corrupción, avaricia, adulterio, crímenes, etc.

Hermanos el mundo como lo conocemos y la política con todas sus trapacerías esta pronto a colocársele un epitafio que dice: los reinos de este mundo han venido a ser de Cristo, y esto créanme no es por medio del proselitismo; cuando una persona está enferma hay un tiempo para traerle medicina, ayudarle en su enfermedad pero llegado el momento terminal no hay más que esperar a su deceso a menos que ocurra un milagro, les aseguro firmemente que Dios no va hacer un milagro con la Democracia, pues a esta al igual que Saúl, que era un demócrata, la atormenta un espíritu malo enviado por Dios.

Alguien dijo en tiempos menos modernos, se colgaban los ladrones en las cruces, pero hoy es lo contrario, se les cuelga cruces a los ladrones, la verdadera iglesia requiere llevar la cruz y no se va a volver triunfante por ocupar cargos públicos, sino por permitir el fuego que purifica, pero tristemente el mensaje que hoy oímos casi por todas partes es de una falsa prosperidad, un falso evangelio, y unos charlatanes que se hacen llamar apóstoles, estos ciegos conducen una manada de ciegos que creen ver.

Mas enaltecedora seria la tarea de los que se quieren situar cerca del poder, si lo hicieran para señalar que el orden público y la situación externa e interna de una nación, está íntimamente ligada a la relación que tienen los nacionales con Dios. He sido testigo de cómo los falsos líderes cristianos canjean votos y realizan casi todas las prácticas de la clase política parasitaria y codiciosa que ha engendrado la religión mayoritaria ahora con la ayuda de su hija que salió protestando pero que ya no protesta. Bienaventurados los que no cayeron en manos de un pastor codicioso y politiquero por que más fácil conocerán a Dios.