Translator

Spanish Arabic Chinese (Simplified) English French German Greek Hebrew Hindi Italian Portuguese Russian

En Tierra Seca PDF Imprimir E-mail

Octubre 14 de 2011

EN TIERRA SECA

Dios nos insiste que debe de haber “tierra seca” en nuestro paso por el Mar

Rojo. Él le dijo a Israel, “Y tú, alza tu vara, extiende tu mano sobre el

mar y divídelo, para que los hijos de Israel pasen por medio del mar en

seco.” (Éxodo 14:16). Maravillosamente, Dios utiliza esta frase cuatro veces

para decirle a su pueblo, “Ustedes cruzarán por tierra seca.” Nosotros

encontramos esta frase cuando Israel estaba a punto de entrar a Canaán. Ellos

cruzaron el Jordán por tierra seca en su camino a la Tierra Prometida.

En otras palabras, tierra seca es un camino. Y si usted está en ella, entonces

se encuentra dirigiéndose hacia a algún lugar. Usted no está perdiendo

terreno o está yendo de regreso. Su tierra seca es el plan del Señor, Su obra

en su vida, los milagros que Él hará. Usted está caminando hacia una

revelación, hacia una nueva victoria en Cristo, hacia algo mayor.

La Escritura testifica lo anterior. Observe cuando faraón y su ejército

perdieron la batalla: en tierra seca provista por Dios. La tierra seca es el

lugar exacto donde el diablo vendrá tras usted. Él quiere atacarlo cuando

usted se encuentra en su punto más débil. Sin embargo, es en la misma tierra

seca donde el Señor se deshace de “las ruedas de los carros de

caballería” de los principados y potestades de Satanás: “pues al volver

las aguas, cubrieron los carros, la caballería y todo el ejército del faraón

que había entrado tras ellos en el mar; no quedó ni uno de ellos.” (Éxodo

14:28).

En esencia, aquí Dios nos está diciendo: “Quiero que aprendas a caminar en

fe - no conforme a una visión o a una voz, sino cuando estás en medio de un

periodo de sequía. Quiero que estés seguro que cuando no puedes escuchar Mi

voz o ver hacia adelante -cuando te encuentres en tierra seca- sepas que yo te

estoy dirigiendo hacia un lugar. ”

El Señor promete que Él converitrá nuestra tierra seca en manantiales de

agua viva: “Los afligidos y necesitados buscan las aguas, pero no las

encuentran; seca está de sed su lengua. Yo, Jehová, los oiré...abriré en el

desierto estanques de aguas. y manantiales de aguas en la tierra seca”

(Isaías 41:17-18).

Querido santo, ¿está usted seco? Dios le está diciendo, “Pronto verás la

cosecha. Donde antes había tierra seca, vida emanará a tus pies¡ Y yo la he

creado! Estáte firme y ve lo que haré para tí en tierra seca.”