Translator

Spanish Arabic Chinese (Simplified) English French German Greek Hebrew Hindi Italian Portuguese Russian

El Ejército Poderoso de Dios PDF Imprimir E-mail

Noviembre 24 de 2011

EL EJÉRCITO PODEROSO DE DIOS


Algo muy poderoso y maravilloso está aconteciendo actualmente en nuestro mundo
-algo más allá de nuestro entendimiento- algo que afectará al mundo entero en
estos últimos tiempos.

Dios está preparando a un pequeño pero poderoso ejército de cristianos, el
ejército más comprometido en la faz de la tierra. El Señor tomará el
comando de dicho ejército para que éste ejecute proezas. Él concluirá estos
tiempos con un puro, devoto y valiente remanente.

Toda mi vida yo he escuchado historias acerca de nuestros antepasados que
vivieron en santidad y despreciaron el pecado. Estos hombres y mujeres
conocían la voz de Dios y pasaron horas, incluso días en ayuno y oración.
Ellos oraron sin cesar y tuvieron el poder y la habilidad para resistir con
éxito la inmoralidad de sus tiempos.

Dios está en el proceso de levantar otro ejército, y en esta ocasión, Sus
guerreros de Sión no serán solamente ancianos, padres y madres con cabello
canoso. Este nuevo ejército estará integrado por nuevos y viejos creyentes,
cristianos ordinarios jóvenes y ancianos que dependen de Dios. ¡Un nuevo
ministerio está por venir!

El sistema de denominaciones de la iglesia parece llegar a su fin. Casi no
tiene influencia en el mundo secular, no cuenta con ningún poder en Cristo.
Algunos me acusan de ser “duro” con los pastores. Pero yo estoy en contacto
con muchos pastores rectos delante de Dios que también se duelen al ver el
actual declive del ministerio. Existe un remanente santo de pastores y le doy
gracias a Dios por cada uno de ellos. Sin embargo, es un hecho que más y más
ministros van en declive al estar comprometiendo su fe. ¡La Biblia nos alerta
a no inquietarnos! Dios tiene un plan el cual está siendo manifestado. Dicho
plan se encuentra descrito claramente en la Escritura, principalmente en los
primeros cuatro capítulos de Primera de Samuel.

El profeta Samuel es un ejemplo del remanente de Dios en los últimos tiempos.
El Señor lo escogió en medio de los peores tiempos y lo entrenó hasta que
llegó el momento en que Él manifestaría algo nuevo. Dios le dijo a Samuel,
“Yo haré una cosa en Israel que a quien la oiga le zumbarán ambos
oídos.” (1 Samuel 3:11). ¿Qué cosa maravillaría y zumbaría a todo aquél
que la escuchara? ¡Ésta se refiere al juicio de Dios sobre el descarriado
sistema religioso y el emergente, entrenado, ungido y santo remanente!

Lo que hizo Dios en el tiempo de Samuel, Él lo hace en cada generación.
Inclusive, en cada generación ha habido un remanente, un pueblo de oración y
conforme a Su corazón.