La Remoción de la Maldición. Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Junio 9 de 2018

 

LA REMOCIÓN DE LA MALDICIÓN

La remoción de la maldición, a fin de que todo no sea más maldición, es doloroso. Se necesita la limpieza por el fuego de Dios. La maldición no saldrá por arte de magia. La maldición sólo sale de cada corazón cuando permitimos a nuestro Padre Dios, disciplinarnos y corregirnos. Debemos someternos a los tratos de Dios. Si no permitimos que el fuego de Dios nos limpie, nos es posible disfrutar la plenitud de la bendición Dios.

Libro La Filosofía del Rey Salomón. Martín Stendal.