Manantiales en el Desierto. Imprimir
Usar puntuación: / 0
MaloBueno 

Junio 14 de 2018

 

 

 

 

No podemos hacer bien a otros sin que nos cueste nada, y nuestras aflicciones son el precio que pagamos por nuestra capacidad de poder sentir compasión. Todo aquel que va a ser una ayuda para los demás, primero debe ser un mártir. Para ser un salvador, es necesario que en alguna parte o de algún modo pasemos por la cruz. No podremos gozar de la felicidad más sublime de la vida. socorriendo a otros, sin probar la copa que Jesús bebió y someternos al bautismo con que El fue bautizado.

Manantiales en el desierto.

La circunstancia actual que te oprime tan fuertemente (si la sometes a Cristo) es la mejor clase de instrumento en la mano del Padre, para cincelarte para la eternidad. Confía, entonces en El. No evadas el instrumento, para que no pierdas su obra. "La escuela del sufrimiento produce licenciados extraordinarios.".

Manantiales en el desierto.

 

Última actualización el Jueves, 14 de Junio de 2018 09:10