No Solo de Pan Vivirá el Hombre Imprimir

Noviembre 23 de 2011

NO SOLO DE PAN VIVIRA EL HOMBRE


Si usted se considera un individuo demasiado ordinario como para ser usado por
Dios, lea con detenimiento lo siguiente: Dios no va a realizar su obra en los
últimos tiempos a través de evangelistas o pastores afamados. ¡Estos no
serán capaces de sobrellevar el gran mover de Su Espíritu! El hecho es que
Dios va a necesitar a cada ama de casa, a cada joven, adulto mayor, y a todo
aquél que lo ame, para llevar a cabo su obra poderosa. El ejército de los
últimos tiempos estará conformado por cristianos que han dejado de
alimentarse sólo de pan. Permítame explicar este punto.

Dios le dijo a Moisés: “...no sólo de pan vivirá el hombre, sino de todo
lo que sale de la boca de Jehová vivirá el hombre.” (Deuteronomio 8:3).

El pan significa todo lo natural, las cosas materiales necesarias en esta vida
- comida, hogar, vestimenta, trabajo, salario. El pan representa nuestra vida
diaria -todas aquellas cosas que necesitamos que no son malévolas por sí
mismas. Sin embargo, muchos cristianos viven de ellas - ¡estos viven solamente
de pan!

Jesús nos enseñó a orar: “El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy.”
(Mateo 6:11). Pero antes de ello, Él nos enseñó a clamar, “Venga tu reino.
Hágase tu voluntad” (v. 10). Necesitamos estar enfocados primeramente en los
intereses de Dios - ¡orando para que Su voluntad sea hecha!

¿En qué ha usted estado pensando más en los últimos seis meses? ¿ Qué ha
consumido la mayor parte de su tiempo y oraciones? ¿Acaso han sido
principalmente asuntos sobre el “pan” - necesidades personales?

Si usted solamente se enfoca en el pan, entonces ¡usted no tendrá vida! Usted
está viviendo en el desierto, justo como lo hizo el pueblo de Israel. Ellos se
levantaron diariamente clamando por pan - por sus necesidades personales -
¡todos los días durante cuarenta años!

Amado, ¡esto es penoso! Dios nunca tuvo la intención de que sus hijos
vivieran de esa manera. En su lugar, Él le dijo a Israel, a través de
Moisés, “¡Ustedes deberán de vivir de toda palabra que sale de mi boca!
Sí, yo te dije que te daría pan, pero esto no termina aquí. ¡Muévete! Te
he dicho que hay una tierra donde fluye leche y miel, con ríos, árboles,
bosques, pastizales verdes -¡yo quiero que este lugar sea para tí!”

En esta última hora, Dios está levantando a gente que está enfocada en su
voluntad. Ellos están cansados de vivir en el desierto bajo un estado de
supervivencia. Todo lo que ellos quieren es conocer y hacer la voluntad de
Dios. Cada miembro de este ejército de los últimos tiempos debe estar listo y
preparado en su corazón - ¡porque Dios está listo para dar a conocer Su gran
y último derramamiento!